Las canciones que más suenan en las radios rusas

En esta recopilación vamos a hacer un reportaje sobre cuáles son las canciones que más están sonando en la radio rusa. La música de este país ha mejorado bastante abriéndose a nuevos géneros como son el rap, el punk, el rock y muchos tipos de música electrónica. Si algo es seguro, es que aquí podrás descubrir todo tipo de artistas que lo están petando allí.

TIMATI feat. Egor Krid – Gucci

Ha sido un año bastante bueno para los raperos en Rusia, pero Gucci, con 62 millones de visitas en Youtube, ha sido uno de los mayores hits en el país. Se supone que la canción es una burla de los raperos de esta nueva ola порно mundial que hacen alarde y presumen por llevar la ropa de Gucci.  Una canción que se ha hecho famosa en el país por la burla que supone a los raperos actuales.

Formally Unknown – Off Peak

El dúo de techno de San Petersburgo, hizo un verdadero cambio en su carrera este año. Lanzando esta canción y llegando a acuerdos con 17 sellos discográficos internacionales. La canción empieza en un ritmo lento, hasta llegar a un punto eufórico donde se combinan las mejores notas electrónicas.

Little Big – Skibidi

Little Big, como muchos de vosotros ya sabréis, es el grupo de rave ruso que se asegura que el mundo reciba su dosis regular de frikismo y rareza. El grupo, con su propio estilo y digno de memes, hizo de 2018 su año, donde consiguieron saltar a la fama a nivel mundial.

Luna – Jukebox

El año más fuerte de la cantante y compositora ucraniana Kristina Bardash ha sido este 2018, que incluyó el lanzamiento del álbum “Enchanted Dreams”, con su single Luna. Una canción de pop con estilo sureño que se colocó en los primeros puestos de las radios en Rusia.

Monetochka – 90

Los tiroteos en las calles, Twin Peaks y jurando en inglés como estilo propio. La cara joven de Rusia, una de las cantantes más famosas que puso a todos los rusos en una máquina del tiempo gracias a su éxito ‘90’

Youra – Praktika

Un himno punk del proletariado. Pratika aborda temas que no suelen plantearse en la Rusia post-soviética. Al retratar la distopia de una fábrica moderna, la canción y el vídeo resume perfectamente cómo la repetitividad mecánica puede llevar a la ira.

Deja un comentario